TANQUES FLEXIBLES

La cisterna flexible es un medio de almacenamiento temporal o definitivo, fabricada con membrana de polietileno ultra flexible.
Dispone de llave frontal con terminal de roscado y una toma superior con doble salida roscada.
La capacidad de los tanques es variable, desde pequeños volúmenes (100 litros) hasta 1.000 m3 (1 millón de litros).
Puede almacenar deferentes tipos de líquidos como: agua de riego, agua de lluvia, aguas residuales, agua potable, fertilizantes líquidos y productos químicos.

APLICACIONES

  • Agricultura: Reserva de agua para riego, recuperación agua pluviales o cisternas de afluentes agrícolas
  • Ganadería: Abrevaderos de agua potable o biodigestores de afluentes ganaderos
  • Industria: Almacenamiento de aceites minerales o aguas usadas, productos químicos o efluentes ganaderos.
  • Construcción: Tanque de agua para tuneladoras, lastrados temporales y pruebas de carga, vaciados temporales de piscinas o depósitos de agua permanente para viviendas.
  • Humanitario y defensa: Reserva de agua potable y distribución móvil, almacenamiento de aguas usadas y pluviales.

VENTAJAS

La cisterna flexible tiene una serie de ventajas

  • Rápida y simple instalación ya que no requiere obras
  • Múltiples volúmenes, según necesidades.
  • Elimina la evaporación, creación de algas y aparición de insectos.
  • Apta para agua potable.
  • Elimina malos olores de afluentes como purines y otros.
  • Evita vertidos al Medio Ambiente.
  • Destaca su fácil movilidad y plegado.
  • Alta resistencia química y mecánica.
  • Vida útil superior a 25 años.
  • 100% reciclable.